El hechizo de la luna que nunca se fue

El hechizo de la luna que nunca se fue

La edad eran 23 años, fue cuando tuve mi mejor periodo musical, en los que podía pasarme noches enteras escuchando con detalle el “nuevo ” disco, en que le dedicaba tardes a platicas para discutir de particulares canciones mientras las botellas de cerveza se vaciaban al mismo tiempo que el sol se ocultaba, eran días, en los que intercambiaba música con camaradas y era la misma música que con el tiempo esos camaradas se volvieron mis amigos.

Uno de esos grupos en esas platicas era Moonspell.

Yo era el que le ponía el toque “oscuro” a la selección musical, otro amigo era el que daba el toque de “furia” con el metal, entonces fue lógico que Moonspell fuera el matrimonio perfecto, cuando lo escuche por primera vez en aquellos días.

Ahora sacan un disco doble, Alpha Noir y Omega Withe, siendo este ultimo a la cual le he dedicado más tiempo, es el disco más “Gótico” de los dos, y debe decir que en el que más me sorprende Moonspell, como tenia años de no sorprenderme con un disco, tanto así que como en los viejos tiempos, le dedique varias horas de la noche a desenredar las notas y poner atención a las letras. Valió la pena el tiempo invertido, porque no solo disfrute un gran disco (de hecho lo sigo haciendo) sino porque Moonspell me hizo recordar cosas que valía mucho la pena recordar.

Necesito esas tardes de música de vuelta.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.