Browsed by
Categoría: Cuento

El músico del diablo

El músico del diablo

Capítulo de mi novela,  uno de los que más me gusta. Si gustan y les gustó, pueden comprarla por aca: Deja que los dioses mentirosos duerman   ¿Spoiler? no tanto…espero.   Capítulo 8 El músico del diablo Mi cuarto, mis paredes, siempre mi cuarto y mis cuatro paredes salvándome de mí mismo, protegiéndome de lo que existe detrás de la puerta, el mundo. Días… tal vez semanas es lo que llevo aquí, el tiempo tomó sus cosas y se largó…

Read More Read More

 
La mancha que se ubicaba en la esquina derecha de la habitación de al lado

La mancha que se ubicaba en la esquina derecha de la habitación de al lado

Cuento de hace tiempo que estaba perdido, ya lo acomode en el cuarto.     Ya han pasado 4 días, 6 horas y 34 minutos desde que le disparé en la cabeza en su habitación aquel domingo por la noche. He usado de todo para quitar la mancha de sangre que ha quedado impregnada en esa esquina, esa misma esquina donde me suplicó por su vida, pero en su defensa, no fue lo primero que hizo; primero abrió los ojos…

Read More Read More

 
Una tumba y un gato que observa

Una tumba y un gato que observa

El otro día escribí este cuento, pero creo que este es el lugar correcto para que se quede.   La lluvia no dejaba de caer, era implacable y parecía como si castigara aquellas dos figuras en medio de aquel viejo cementerio. Un gato negro se había colocado encima de la tumba, no le importaba la fría lluvia. Sus amarillos ojos se clavaron en aquel par de hombres desde que empezaron a cavar, los tenía muy nerviosos. Ambos se preguntaban: ¿por…

Read More Read More

 
Farkas

Farkas

La noche los crea y les da forma La luna los bendice con pequeños y delicados besos cuando nacen Corren cuando el camino esta frio, casi helado, muchas veces muerto Retrataros, pinturas, cuentos, leyendas, mitos Símbolos en escudos o en la piel Bestias con hocicos llenos de sangre y con aliento a carne cruda Niños que quieren ser amigos de homicidas Representando vacios llenos de luciérnagas Sin embargo, solo corren con los que olvidaron su nombre Con los que viajan…

Read More Read More

 
Ni vivo, ni muerto…

Ni vivo, ni muerto…

Llevo tanto tiempo abandonado aquí que parte del musgo y vegetación de este maldito pantano se han introducido a mi cuerpo. Sé que no estoy vivo pero tampoco puedo decir que estoy muerto, también estoy perfectamente convencido que este no es el infierno, esto no es ninguna clase de castigo, sino más bien una serie de eventos tristemente desafortunados. Tanto tiempo ha pasado que no recuerdo como es mi cara, me arrastro por las noches- que es cuando mas energía…

Read More Read More

 
Knajo vak

Knajo vak

Knajo vak solo recuerda su nombre no recuerda si un día también fue hombre. Knajo vak vive debajo de donde pisan los hombres dentro de túneles oscuros y repulsivos, tal como nuestro peculiar amigo. Se agacha, se desliza, se mueve por todos ellos, escurridizo el muy pequeño Knajo vak mide lo de un niño de 7 años, mas no es ningún pequeño crio Sin oídos, sin nariz, con solo dos grandes perlas negras como ojos que lo guíen en su…

Read More Read More

 
El closet de la puerta corrediza…

El closet de la puerta corrediza…

Hay cosas que siempre lo acompañaran a uno, sea por elección o por otras circunstancias Desde que yo era muy pequeño siempre tuve que compartir el cuarto con mi hermano, estuve así hasta los 11 años, inclusive llegamos a tener una litera, yo tenía la cama de arriba obviamente. Cuando mi padre libero uno de los cuartos extras que teníamos en la casa de todas sus cosas (libros, libreros, cuadros y otras cosas que no me interesaban en ese entonces)…

Read More Read More

 
Concepto fantasma

Concepto fantasma

No fue mi fantasma el que se invoco No fue mi intención convertirme en lo que soy Vagar, perderme, encontrarme y extinguirme Siempre quise tener promesas que supieran a flores Siempre quise entender el concepto de fe La incertidumbre como guía de un absoluto Como un barco sin rumbo en la oscura noche Mis pies cortados y ensangrentados Forman huellas de sangre en el techo de tu habitación    

 
Ahora tengo, cuando tenía…

Ahora tengo, cuando tenía…

Cuando tenía 17 mis ojos solo encontraban el suelo y el cielo Caminaba sin sentir las piernas, no llegaba a cansarme, me perdía adrede Miraba los amaneceres a escondidas y disfrazaba oraciones en canciones La sangre era espesa y caminaba lenta por mi brazo, tal cual oruga en una rama Tenía amores encarnados en promesas Escapaba de lobos entre la nieve, mientras la luna era solo de papel Aspiraba aromas de flores atrapadas en libros Ahora tengo 30 y las…

Read More Read More