Notas sobre Hellblade y las voces.

Notas sobre Hellblade y las voces.

 

 

Llueve y Senua se encuentra aterrada. La sombra no deja de hablarle sobre como les dio la espalda a los dioses, sobre como todo es culpa de ella, trajo la peste, está maldita ya que las tinieblas se encuentras dentro de ella. Hay un río de sangre, Senua camina, la lluvia no para, hay montañas de cadáveres calcinados alrededor, los cuerpos extienden sus manos y gritan lamentos al unísono. Senua entonces ve el rostro de su madre en una montaña, ella está sufriendo. Senua grita que la salvará, el rostro de su madre desaparece y el primer enemigo aparece. Senua saca su espada que emite un brillo azul, la música poco a poco se hace presente, Senua grita y corre hacia el primer enemigo de muchos en el mar de cadáveres.

 

Nunca voy a olvidar esa pelea. Nunca voy a olvidar la experiencia que me dio este juego.

 

Hellblade: Senua’s sacrifice es un juego que salió en el 2017 por parte de Ninja Theory. Fue un juego que recibió muchos premios y halagos por parte de la crítica. No solo por tratarse de un juego de apariencia Triple A hecho por un estudio “Indie” sino porque el juego aborda, a través de su protagonista, las enfermedades mentales.

Senua está enferma. Es una guerrera Celta que padece de esquizofrenia, ansiedad, psicosis y ataques de pánico. Ella viaja a hel para rescatar el alma del hombre que amó. Lleno de leyendas y escenarios Nórdicos, Hellblade es un raro híbrido que pega fuerte donde tiene que hacerlo.

Es recomendable usar audífonos en el juego, puesto que Senua escuchara constantemente las voces que tiene dentro de su cabeza, voces que la alentaran en ocasiones, pero en su mayoría de veces la insultaran, le dirán lo patética que es, la harán dudar de ella misma. Una de esas voces es la de la sombra. La sombra es la voz que más fuerza resuena dentro de Senua y que poco a poco la arrastra hacia las tinieblas.

Senua y su viaje resuenan mucho en mí. Desde que tengo 13 años padezco de depresión crónica, ansiedad, ataques de pánico y poco a poco fue escuchando y viendo cosas que no estaban ahí. Las sesiones de este juego fueron agotadoras, no podía jugarlo sin pausar y soltarme a llorar, y si bien es cierto que me he visto representaciones que me han marcado dentro de la ficción (libros, películas, cómics) nunca nada lo ha hecho como Hellblade. Mas que nada por el poder que tiene el juego. En los diferentes medios que tiene la ficción, uno ve al protagonista, siente al protagonista, escucha al protagonista, empatiza con el protagonista, se identifica con el protagonista. Pero estos medios son pasivos, en el caso del juego es un medio activo, exige de una interacción y esa interacción rompe muchas reglas.

El protagonista deja de estar ahí a lo lejos en la pantalla, en unas letras o en un dibujo. El protagonista eres tú.

Cualquiera que juegue constantemente, en pláticas sobre su experiencia en dicho juego, no suele hablar del protagonista. La tercera persona es sustituida por la primera.

Yo viaje, yo morí, yo salve, yo corrí, yo navegué, yo viví, yo me sacrifiqué, yo luché, yo rescaté.

El juego te golpea de una manera muy peculiar, sientes la historia diferente porque tú estás en la historia.

Algo que se me hizo muy interesante fue el uso de la voz de la sombra (que aparte tiene excelentes diálogos, el guion es increíble) la sombra tiende a no ponerse siempre de un solo lado en el viaje de Senua y ahí supe que el equipo de psicólogos y personas con trastornos mentales habían aportado grandes elementos a la narrativa del juego. La sombra condena a Senua, pero no lo hace todo el tiempo. En ocasiones la sombra le dirá a Senua que el resto de los humanos son patéticos, que ella es especial, fuerte, diferente. Le dirá que está orgulloso de ella. Para luego regresar con los insultos, a recalcar sus debilidades y condenarla a una muerte segura.

El propósito de la sombra es hacer sentir a Senua como si no fuera humana, para que poco a poco se aleje hasta el rincón más oscuro de su mente, donde las tinieblas reinan y ahí arrinconarla, asfixiarla y adueñarse de ella. Alejarla de la realidad, dejarla completamente sola.

Es un sentimiento desgarrador, el saber o entender, que por algo que tienes dentro y nunca quisiste o nunca lo buscaste, siempre te sentirás ajeno, la sensación va y viene como la entrada del otoño al invierno, pero nunca te va a abandonar, es algo con lo que se tiene que aprender a vivir. Y pesa mucho, pero este juego y todo el equipo que hay detrás me hicieron sentir (y no solo a mí): “Oye nosotros entendemos, es difícil estar solo con esto”

Mi recomendación para jugar Senua no es sólo porque es un excelente juego, sino además porque el juego te hace entender, en palabras de Senua, lo que es estar maldito y condenado por los dioses. Las tinieblas que viven dentro de ti y la lucha diaria por no dejarlas ganar.

Una lucha que no siempre se gana.

“This world is just illusion always trying to change you” VNV Nation- Illusion

 

 

 

 

2 thoughts on “Notas sobre Hellblade y las voces.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.