Esta es la fabula del héroe…

Esta es la fabula del héroe…

Esta es la fabula del héroe que no tenia nombre y del héroe que tenía muchos nombres…

El héroe que no tenia nombre se encontraba caminando a lento paso, el venia, decían, del desierto donde las lunas escaseaban, pero lo que no decían era lo malherido y maltrecho que se encontraba, y es que, a la gente no le gusta hablar de esas cosas tan feas, de guerras, muertos y heridos, así es que todos omitían este detalle, por lo horrible que sonaban las palabras al salir de sus bocas.

El héroe que tenía muchos nombres venia de la ciudad de la luz, a paso veloz  montado en su corcel de guerra, imponente y majestuoso, decían que brillaba como una estela por donde pasaba, esto si era comentado y dicho, de padres a hijos, de madres a hijas, de niños a ancianos, pues de esto si le gusta hablar a la gente y cuando contaban cosas como estas, la gente tenía fe, encontraban esperanza con cada palabra dicha y comentada, por que estas se elevaba al cielo, como una plegaria.

Ambos se encontrarían, decían, en el filo del abismo del viento y era muy posible que solo uno continuara con su camino

Aquel que muchos nombres tenia era llamado valiente en algunos lugares, intrépido en otros y valeroso en algunos cuantos.

En cambio aquel que no tenia nombre ni siquiera recordaba el que le había dado su madre

Decían que habían sido citados por el roble más anciano, ese roble que presumía ser el padre, el antes, el que hubo, y el primero que fue, ese roble al que todos llamaban tiempo

El héroe de muchos nombres fue el primero en llegar y al verse solo con aquel anciano roble en aquel abismo del viento, no tardo en reclamar:

“¿Donde esta aquel héroe que prefiere caminar a tomar un corcel que le pertenece por derecho?, ¿Qué acaso héroe no es?¿ Aunque sin nombre este?

Entonces el viejo roble, que hablaba tan despacio como meditaba le dijo al guerrero de muchos nombres:

“El abandono ese derecho por propia voluntad…y por su propia voluntad el estará aquí, como fue acordado”

El héroe de muchos nombres impaciente, bajo de su corcel, no solo por la demora de aquel sin nombre, sino por el lento parloteo del viejo roble

El tiempo paso y paso, y el héroe de muchos nombres no pudo más con la espera, amenazo al roble con tomar su corcel y dar media vuelta, pero a la mitad de su amenaza contemplo como una figura se acercaba y acercaba, al abismo donde él se encontraba

Era aquel sin nombre, que caminaba lento y maltrecho, tal y como todos vieron, pero nadie hablaba de ello.

El roble contemplo y resolvió para el mismo, el héroe de nombres muy selectos contemplo y grito para el abismo.

“Aparte de no tener nombre parece que no tienes sentido del tiempo, una cita fue acordada y tu puntualidad fue malgastada”

El héroe sin nombre no pudo más, y antes de pronunciar palabra alguna cayó muerto en aquel abismo gobernado por un roble y el viento.

Sin palabras que pronunciar por su boca, se quedo el héroe de muchos nombres quien antes gritaba, contemplando  el cuerpo inerte de aquel que era su igual, con la diferencia que carecía de nombres

Entonces, el roble le ordeno al viento que levantara a aquel héroe y lo llevara hacia lo más negro y profundo del abismo, el viento obedeció y aquel cuerpo descendió

Aquel con muchos nombres entonces hablo:

“¿Para esto he sido citado?, no para un combate, no para una lucha, no por un destino encontrado, sino para presenciar la mera muerte de alguien que no tendrá letras, ni inscripciones, ni leyendas, ni cantos que adornen su lapida”

El roble pensativo estaba, luego murmurando se encontraba, para después soltar las palabras:

“El que fue, por siempre será, y si los hombres no cantan canciones de desconocidos, si lo hará el viento, pues el viento conoce la melodía de los corazones “

El héroe de muchos nombres, subió a su corcel y cabalgo a toda prisa, dejando aquel abismo y aquel viejo roble detrás, siguiendo el rastro de sangre, ese rastro del que nadie hablaba, ese rastro que apuntaba como una flecha, al desierto donde las lunas eran escasas.

2 comentarios en "Esta es la fabula del héroe…"

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.