Déjame entrar…desde el otro lado

Déjame entrar…desde el otro lado

Entre post de concursos de lectura y uno que otro escrito, hago uno para hablar de algo que solía hacer por este lugar, dar mi opinión sobre una película, pero no cualquiera, de hecho es de una bastante mencionada en este aquí, hablo de la película Let me in pero en su versión gringa o remake de Let the right one in.

Ya tenía una idea de que la película en cuestión o más bien dicho la adaptación, iba a ser un tremendo asco, de hecho es algo que generalmente se supone, cuando Hollywood hace sus “Versiones” y en este caso en particular la película original es una de mis favoritas y no sin antes dejar pasar el significado personal que tiene para mí la versión original sueca.

Pero al pasar los minutos mientras la veía me encontré con una película que logro tener una identidad propia, con todo el peso de la versión original.

La película logra tener su propia identidad, creo y a mi opinión, es porque el director Matt Reeves. (Quien fue el mismo de cloverfield) cambio la formula, esta es más bien una película con un formato de terror que cuenta una historia de amor, en cambio la original es una historia de amor con tintes de terror. En cuestión de detalles tiene varios que destacan muy bien en esta versión, la relación de Abby (eli) con su guardián es un poco más íntima y tiene un par de justificaciones en la narrativa que no tiene la versión sueca. Por otro lado tiene cosas que explotan muy bien y que los americanos saben que es su fuerte, el asunto del suspenso, los detalles de las mascaras y una fotografía que encierra al espectador en un lugar extraño donde se siente acechado por algo o alguien. Otro detalle que me gustaría mencionar también es (que creo que es un asunto de cultura y mera proxemica) el hecho de que en la versión sueca los personajes mantienen sus distancias entre ellos cuando interactúan llegándose a sentir mucho mas frio el ambiente entre ellos, cosa que no pasa en la versión Americana.

Tal vez el único detalle que reparo es en la música, la versión sueca tiene un soundtrack simplemente hermoso, intimista y romántico, que describe a la perfección el ambiente en donde Eli y Oskar se conocen y enamoran, en la versión americana parece más un score producido para una película con sobresaltos, no es que sea malo pero sin lugar a dudas la música compuesta por Johan Soderqvist en Let the right one in, es sublime.

A todo esto fue una muy agradable sorpresa ver esta versión, salí contento del cine y también pienso adquirirla cuando salga a la venta, de hecho creo que es una de las mejores películas de “terror” que ah hecho Hollywood en los últimos años, afortunadamente se siente y se ve que el director Matt Reeves realmente es fan de la obra escrita por John Ajvide Lindqvist, estuvo hecha con cariño pues, para darme a entender.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.